miércoles, 13 de mayo de 2015

La experiencia...Perú...día 6

Día 6 – Reserva nacional del Manu I
Perdona?!?! Acaba de sonar el despertador o lo he soñado!?!?! O_O
Pues sí, había sonado, eran las 3.30am y me había acostado a las 12!! Pero había que prepararse porque en media hora nos recogían en la puerta del hotel para empezar nuestra aventura en la reserva nacional del Manu.

Gustavo y Yosi serían nuestros guías y la señora Gloria nuestra cocinera y casi nuestra mamita porque nos cuidó super bien!!

Nada más montarnos en la furgoneta, caímos todos rendidos. La siguiente vez que nos despertamos estábamos en una carretera de tierra a 4000m viendo un amanecer espectacular y estirando un poco las piernas.
Amaneceres tranquilos
La primera visita cultural, por decirlo de alguna manera, fue a las chulpas de Ninamarca procedentes de la cultura Lupaca, anterior a los inkas. Las chulpas son los recintos funerarios de las culturas andinas y hay bastantes ejemplos por todo Perú.
Aunque nosotros sólo estuvimos 15 ó 20 minutos viendo las chulpas que era lo más destacable, el yacimiento era enorme y tenía varias zonas con viviendas. Según nos contó Gustavo lo estaban excavando y preparando para el turismo.
Las chulpas de Ninamarca
A las 7.30 llegamos a Paucartambo para desayunar. El desayuno de este día no estaba incluido y por eso habíamos comprado los dulces el día anterior, pero Gustavo nos invitó a todos, incluida Gloria y el conductor.
Estuvimos dando un paseo por el pueblo, al ser el último pueblo antes de internarnos en la selva tenía varios elementos coloniales como el puente de Carlos III, los balcones de madera de la plaza de armas y la iglesia del Carmen. También curioseamos un poquito por unos puestos de mercado pero enseguida volvimos a la furgoneta.
Estaban en campaña electoral y los carteles no tenían desperdicio
A 25km de Paucartambo volvimos a parar porque habíamos llegado a la entrada de la reserva nacional del Manu. Hicimos unas fotillos y Yosi nos contó algunas cosas de la reserva.

La carretera se iba convirtiendo en una pista sinuosa a medida que nos metíamos en el bosque nublado. Había muchísimo polvo y baches y en la furgoneta todo se nota el triple, así que el viaje cómodo no fue.

Eso sí, a medida que avanzábamos el entorno iba cambiando de bonito a espectacular!! Y eso que sólo estábamos en la parte cultural, no en la reservada!! ^_^
Bosques tropicales nos rodeaban y se empezaban a escuchar un montón de aves. La idea era parar para intentar ver al gallito de las rocas, pero Gustavo decidió dejarlo para la vuelta porque a esas horas ya era muy improbable verlo.
El camino, eso sí, cada vez estaba peor, era muy estrecho y en algunos puntos con bastante barro. De hecho esta era la peor zona y había que ir con cuidado. En algunas épocas del año se producían desprendimientos y estaba cerrado. Nosotros nos encontramos con varios tramos en los que estaban trabajando para acondicionarlo mejor.

Una vez pasada la zona boscosa, la carretera mejoraba bastante y empezaban a aparecer los pocos pueblos de la zona. En uno de ellos paramos para comprar pan en el  único horno que había por aquellos lares.
Finalmente terminamos nuestra ruta en furgoneta en Pilcopata a las 12.35 desde donde haríamos un rafting por el río Alto Madre de Dios hasta Atalaya. Allí nos esperaría Gustavo con las cosas. Te cuento como fue en la anécdota del día ;)
Uno de los pueblos de la zona cultural
Después de 1 hora más o menos de paseo por el río, llegamos a Atalaya donde nos estaban esperando Gustavo y Gloria con la comida. Compramos unas cuantas botellas de cerveza para la noche y hielo y nos montamos en lo que sería nuestra pesadilla en los siguiente días…la barca!!! O_O
Aunque al principio todo era buenrollismo y diversión jajaja
No sé lo que tardamos en llegar hasta lo que sería nuestro primer alojamiento, el Erika Lodge, porque nos volvimos locos haciendo fotos a las maravillas que teníamos antes nuestros ojos. Se suponía que íbamos a hacer esa misma tarde tirolina, otra actividad incluida, pero había estado lloviendo allí todo el día y tenían un grupo de la mañana esperando. Así que después de asignarnos las habitaciones y de darnos nuestras preciosas botas de agua, las cuales serían la segunda pesadilla, salimos a dar un paseo por esa parte de la selva.
Agua y la inmensidad de la selva...
A pesar de estar todavía en la parte cultural, la selva era ya bastante densa y había que tener cuidado donde se pisaba y a qué te agarrabas. Además teníamos que ir en línea de uno, en silencio y rotando de posición cada 3 ó 4 minutos. Lo que más vimos fueron aves y ranitas, pero sobre todo flipamos con la variedad de insectos que había, incluyendo las hormigas más grandes del mundo cuya picadura te puede hacer pasar un muy muy muy mal rato.
Lo mejor fue que se nos hizo de noche y empezamos a ver un montón de luciérnagas y de insectos click (los llamaban así porque si los ponían boca abajo al darse la vuelta sonaban “click” ^_^), así que estaba todo lleno de lucecitas ^_^
De paseo en fila como niños buenos :)
Primera ranita diminuta
Escarabajos preciosos
Insecto click y sus luces ^_^
Después de cenar nos metimos echando leches en la cama, estábamos reventados y al día siguiente había que madrugar.

Lo que comimos
El desayuno lo tomamos en un bar de Paucartambo y fue como los de los días anteriores: huevos, pan, mantequilla, mermelada y café/té o mate de coca.

Los días de la selva las comidas estaban incluidas y las preparaba Gloria, así que fueron mucho más sencillas que cuando comimos en restaurantes pero nada que envidiarles!! Estaban siempre buenísimas!!

La comida de este día fue una ensalada de arroz muy rica :)

La cena fue en el lodge y tomamos una sopa de quinoa buenísima y lomo saltado.

La anécdota del día
El rafting fue una de las actividades que estaba incluida en el precio y, aunque al principio no teníamos muchas ganas, al final resultó ser divertido.
El descenso fue muy sencillito, el río iba muy tranquilo y apenas tenía rápidos así que fue más bien un paseíto en balsa que otra cosa, pero oye, nosotros encantados!! Jejeje
En una zona más tranquila pudimos incluso bañarnos aunque con los chalecos aquello era más bien flotar jejejeje el paseo en sí fue super chulo y nos vino muy bien para descansar de tanta furgoneta :)
Desgraciadamente no tenemos ni una sola foto porque no podíamos llevar las cámaras, así que para saber cómo fue tendréis que ir jejejeje ;)

Gastos
No incluyo el precio del paquete porque lo tenéis en la entrada de la organización ;)  click

4x1l cervezas en Atalaya -- 40PEN 

6 comentarios:

  1. La excursión por la selva debió ser increíble. Las luciérnagas tiene que molar un montón!
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como fue la primera estábamos flipando con todo jeje

      Eliminar
  2. ¡Vaya viajazo maja¡
    Amo el rafting
    Estoy muy loca
    :)))))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajaja estás muuu loca sí!! :D

      esto, la verdad, fue más un paseo que un rafting como tal...pero, oye, que nos gustó lo mismo jejeje

      Eliminar
  3. nunca había oido hablar de las chulpas, y me parecen preciosas ahi etre rocas.

    y las ranitas....qué monas!

    ResponderEliminar